Inicio > Denuncias, Elecciones 2008, IU, Opinión > ¿Y ahora, qué?

¿Y ahora, qué?


Leo webs y blogs esta mañana (profesionales y personales) y me siento indignado. El tsunami bipartidista y la injusta ley electoral es la causante de nuestro fracaso electoral, aunque como somos verdaderos demócratas acatamos el resultado.

Ya me olvidaba que los 5 diputados obtenidos en 2004 eran fruto de una ley electoral justísima con circunscripción única y un bipartidismo que aún no había nacido, por eso este año hemos sufrido el batacazo padre, por los cambios de la ley electoral que se hicieron el pasado mes de enero (elegir mes al gusto).

¿Pero qué es esto? Ahora resulta que volvemos a la infancia porque nuestro/a profesor/a nos echa la bronca y decimos que es que la culpa es de la clase, que lo han hecho la mayoría así. ¿Qué clase de moral tenemos cuando achacamos nuestros males al bipartidismo como si fuera la primera vez que aparece? Pero claro, como somos verdaderos demócratas, acatamos los resultados con la cabeza alta y lloramos como cobardes por lo injusta que es la vida.

Llega el momento de relanzar el proyecto de la Izquierda Unida, pero de relanzarlo de verdad. No es suficiente con que Llamazares no se presente como Coordinador. Si esta persona aún tiene vergüenza y sentido de la responsabilidad políticas, tiene que dar un paso más. Por eso, desde aquí, sin ánimo de representar a nadie, como votante y militante de Izquierda Unida de Fuenlabrada, le pido que entregue su acta de diputado y se la entregue a una persona más válida

Gaspar Llamazares ha de dimitir de sus cargos de representatividad y responsabilidad y ser un militante de base más, como todos y todas los que han trabajado duro mientras otras personas se agarraban a sus sillones. Se lo debe a los y las militantes, porque somos muchos y muchas los que queremos un cambio, ¡ya!

Porque a Izquierda Unida no la ha derrotado el bipartidismo y la ley electoral. La izquierda ha causado el bajón de la izquierda.

Anuncios
  1. pedro
    10/03/2008 en 12:30

    Ojalá el problema de IU fuese LLamazares porque entonces sería muy fácil dimitiría se iría y todos a continuar. Pero no creo que sea así.

    Los problemas de IU residen en muchos lugares y ni las victorias son de LLamazares ni las derrotas.

    IU-CM está hecha un desastre sin organización ni estructura y a lo más que llegamos es a tener como Federación (o como movimiento político y social) es oficina regional de relaciones insitutcionales y eso no es culpa de LLamazares es culpa de todos y todas.

    La campaña de IU-CM no ha existido, como podemos esperar que sin campaña en Madrid podamos llegar a superar el 5%.

    Las asambleas de base de IU están desaparecidas y la inmensa mayoría solo se reunen para votaciones internas. …

    ¿como podemos esperar que con este panorama subamos las elecciones? Eso es culpa de LLamazares? Que pasa que Ángel Perez lo hace todo bien? Que Ines no se ha equivocado? La baja de votos en Mosotles, Leganes, Parla, Pinto o Alcorcon es culpa de LLamazares?

    El hechos de que en IU cada vez seamos menos y ahagamos menos política es culpa de llamazares? Y Reneses que ha hecho?…

    Un abrazo

  2. Toni
    10/03/2008 en 16:04

    Hola Pedro,

    Lo que pretendo en la primera y la última parte del artículo es constatar que la derrota ha sido propiciada por los propios problemas internos de la organización y que, aunque de verdad nos afectan, el bipartidismo y la ley electoral no han sido los únicos causantes de los resultados de estas elecciones.

    Obviamente Llamazares no es el único culpable de lo que ha sucedido y tiene mucha gente tanto detrás como enfrente que han hecho las cosas mal, aunque sí creo que como cabeza electoral tiene una responsabilidad que cumplir. Para algunas personas puede ser suficiente con saber que no se presentará de nuevo para ser elegido Coordinador, pero eso es algo que yo hubiera querido en caso de obtener buenos resultados electorales, por eso le pido más en este caso.

    Pero no se soluciona todo así como tú bien comentabas, ya que Izquierda Unida necesita que se relance el proyecto y que no sean las caras que todos y todas conocemos y que ya han dejado de ofrecernos garantías más allá de agarrarse a un sillón las que cojan el timón (y aquí no hablo sólo de Gaspar, sino que meto a más de una corriente).

    Respecto a la campaña en Madrid, estoy en parte de acuerdo contigo. No he visto, por ejemplo, que se mencione mucho que digamos a los y las jóvenes, excepto en los propios actos de los y las jóvenes, pero tampoco quiero generalizar a todos los actos que se han hecho porque no los he visto todos.

    Lo que ha pasado esta noche no nos ha pillado de sorpresa a muchos. Ayer por la tarde ya comentaba con algunas personas que me daría con un canto en los dientes si repetíamos representación a pesar de la euforia de quien esperaba mejores resultados que en 2004. Se que nunca hay que perder la esperanza del todo y no la perdí completamente, pero soy consciente de lo que veo y no me esperaba milagros.

    ¿Y ahora, qué? titulaba esta mañana el artículo. Pues ahora a trabajar, a relanzar el proyecto de la Izquierda Unida, a renovar caras y a dar paso a nuevas personas, a nuevos planteamientos que respeten los ajenos. Pero antes de reformar la casa, hay que barrerla.

  3. 10/03/2008 en 16:46

    Completamente de acuerdo compañero (Toni) es hora de “refundar” Izquierda Unida tal como la conocemos, de volver a sus ideas originales y debatir desde el principio unos nuevos principios y unas nuevas metas para seguir luchando por cambiar el futuro. Es hora de dejar paso a nuevos planteamientos y estilos, pero también de recuperar algunos viejos, y casi olvidados, como la formación intelectual y política que recibian los ahora veteranos del PCE, su presencia, su forma de hablar y de comportarse. Muchos compañeros dicen, no sin parte de razón, que la sociedad se esta llendo a la derecha. Yo creo que a nosotros como colectivo nos perjudica mucho más el voto en blanco, y la abstención. Como estudiante universitario, conozco algunas realidades muy tristes, como que la mayoría de mis compañeros aún estando de acuerdo con nuestro planteamiento, o incluso considerandolo moderado de más, no han ido a votar porque no se ven representados por el sistema, y porque creen profundamente que desde dentro no se puede cambiar nada.

    Creo profundamente en nuestra capacidad para resistir y construir una Izquierda Unida nueva, confio plenamente en que este proyecto no se desvanezca y solo perviva en los libros de historia. Pero también pienso que deberíamos simplificar los discursos, dejar de “matizar”, de discutir por “tonterías”, guardar las banderas sean del color que sean y buscar que la “izqueirda” se agrupe en torno a una idea o varias, pero muy sencillas de comprender para cualquier ciudadano. Debemos cambiar las formas y simplificar el contenido, pero mantener el espíritu.

    Un saludo desde la resignación de un militante y votante (A final me decidía votar) de Izquierda Unida / Esqueda Unida, de Sarria (Lugo, en Galiza)

  4. Luis Malpica Arce
    10/03/2008 en 22:32

    Hola a todos:

    Espero que hayáis participado en las elecciones generales de 2008, y que ,sin importar el resultado, os hayáis hecho oír. No tan buena suerte han corrido otros partidos políticos avasallados por el bipartidismo de estas elecciones.

    Por ejemplo, hemos podido observar que IU ha obtenido 963.040 votos y CIU 774.317 votos.

    Pues bien amigos recordemos algunos capítulos de Barrio Sésamo…

    2 es mayor que 1
    3 es mayor que 2

    963.040 es mayor que 774.317

    Si seguimos esta lógica aplastante podríamos deducir que el que gana más escaños sería el más votado, ¿no?

    NO

    Izquierda Unida sólo ha obtenido 2 escaños mientras que Convergencia i Unió ha sacado ¿¡¡¡¿¡¡¡¡¡11 escaños!!?!!!!!?!!!!

    ¿Fallan las matemáticas? Que va, lo que falla es la LEY DE D’HONDT.

    No tengo nada en contra de CIU, es más me parece muy bien la pluralidad, lo que no me parece tan justo es que una persona que vive en Valencia (por ejemplo) tenga un peso electoral mayor que una persona que vive en Cantabria.

    ¿Acaso los dos no somos personas iguales en derechos? y ¿acaso los dos no tenemos el mismo poder electoral?

    Esto me hace pensar que la persona que viva en Sevilla (u otro lugar muy habitado) es como cuatro veces una persona de Cantabria.

    Por ello quiero que firméis si pensáis que esto es injusto.

    Aquí os dejo un enlace donde firmar, sólo os llevará un minuto y os haréis un gran favor:

    COLECTA DE FIRMAS POR LA MODIFICACION DE LA LEY ELECTORAL —> http://www.firmasonline.com/1firmas/camp1.asp?C=1255

    Por un voto más justo.

  5. Toni
    11/03/2008 en 9:30

    Ahora mismo lo voy a firmar, Luis. El problema de la ley electoral no es la Ley d’Hont en sí misma, sino la aplicación. Soy de los que opinan que para las elecciones generales debería existir una circunscripción única, que es lo que hace que partidos como CiU tengan 11 escaños con 200.000 votos menos que IU (con todos mis respetos a la gente que votó CiU).

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: