Inicio > Comunicación, España, Opinión > La revolución de la mujer no ha hecho más que comenzar

La revolución de la mujer no ha hecho más que comenzar


Voy a desbrozar un poco un artículo que ABC titula como “La mujer, revolución social del siglo XX”. Vaya, y yo que pensaba que las mujeres no eran una revolución sino uno de los colectivos más explotados de la sociedad. Pero bueno, se entiende lo que quieren decir.

Todo esto viene por un estudio hecho por la Fundación BBVA llamado “Actividad y territoio. Un siglo de cambios”. Según los autores de estos estudios, cabe destacar “la plena incorporación de la mujer a la sociedad y el fuerte crecimiento de la inmigración”. Eso de que la incorporación de la mujer haya sido plena es totalmente falso, por no entrar más al trapo. Otra cosa es que empiecen a luchar por esa incorporación; pero sin nuestra ayuda (la de los hombres), les queda un camino muy duro que recorrer aún. La incorporación de la mujer a la sociedad es un trabajo de todas y de todos.

Siguen diciendo en el estudio que la mujer ha pasado de la discriminación en España a acabar superando en porcentaje a los hombres en cuanto a estudios superiores. ¿Y ya está? ¿Con eso se acabaron las discriminaciones? ¿Con decir que hay más universitarias que universitarios? Debe ser que los sueldos más bajos, las menores posibilidades de inserción laboral y el menor porcentaje de puestos directivos que ocupan las mujeres respecto a los hombres no entraban en sus estudios.

Más adelante se dice en el artículo que hay menos jóvenes de 15 años que hace casi 50 años. Esto era de esperar, vista la tasa de natalidad. Este dato y el que comentan sobre el envejecimiento de la población son casi uno.

Por otro lado, la tasa de analfabetismo ha caído notablemente, más aún entre las mujeres, dicen, aunque todavía hay quien piensa que en tiempos de Franco había quien no vivía mal. Analfabetos, pero felices; menos mal que no teníamos un Coliseo como los romanos. En el estudio se atribuye que  el analfabetismo de las mujeres es mayor al hecho de que tienen más esperanza de vida. Vamos, que da a entender esto por el mayor porcentaje de mujeres de la tercera edad que no tuvieron estudios. ¡Tócate… algo! ¿Qué se puede esperar, cuando en la época de nuestras abuelas y/o madres las educaban para que cuidasen de la casa y la familia, mientras eran los hombres los que tenían que trabajar y traer el sustento a casa? ¿Que se hiciesen ministras?

Visto lo visto, casi da pereza continuar leyendo el artículo, que deja a un lado los logros (que los ha habido, pero no está el camino hecho del todo) conseguidos por la mujer en España, para pasar a hablar del decremento de la actividad agrícola y el aumento del sector servicios. Es de esperar en una sociedad cada vez más urbana. Eso sí, mencionan el incremento de la movilidad geográfica. No es de extrañar cuando, en ciertos sectores, la actividad se concentra en unas pocas ciudades. Hoy en día, para trabajar en algunas cosas, te tienes que ir a Madrid, Barcelona y poco más o te comes los mocos.

Finalmente cierra el artículo mencionando el crecimiento de la población extranjera, que se ha cuadruplicado en la última década. Qué pena que, a pesar de ello, sigan estando en las condiciones que están más de uno y una.

Me hace gracia (o me río o me quemo) la hipocresía de algunos estudios y medios (depende de si estaban comentando o interpretando), aunque cuando quiero reírme de verdad me leo otros medios.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: